5 (100%) 1 voto

Una sonrisa completamente blanca es el sueño de muchos, sin embargo hay muchos factores que cambian el color de los dientes. Entre ellos están los alimentos con colorantes, las bebidas como el café, té o refrescos, el cigarrillo, algunos medicamentos o una mala higiene bucal.

blanquear los dientes de manera natural

Si bien en el mercado existen un número importante de productos formulados para blanquear los dientes, es importante considerar que algunos de ellos pueden dañar el esmalte de los dientes, por tal razón es bueno recurrir a métodos naturales para blanquear los dientes.

Blanquear los dientes naturalmente con bicarbonato de sodio

Existen muchos tratamiento para blanquear los dientes naturalmente, sin invertir grandes cantidades de dinero y con bajo nivel de abrasión para los dientes, así que si en algún momento te has pregunta

Aquí te comento que uno de los ingredientes naturales más utilizados para blanquear los dientes es el bicarbonato de sodio, que combinado con distintos componentes potencian su propiedad blanqueadora.

El bicarbonato mezclado con limón es el método más común y más utilizado para blanquear los dientes de forma natural. La forma correcta de utilizarlo es mezclar una cucharada de bicarbonato con el jugo de un limón creando una pasta que se aplicará sobre los dientes con un cepillo de dientes, cepillando por dos minutos con movimientos suaves para posteriormente enjuagar.

blanquear dientes con bicarbonato

Se recomienda para obtener un mejor resultado, secar la superficie del diente con una gasa antes de aplicar la pasta. También puede aplicar el bicarbonato solo sobre el cepillo de dientes, sin embargo el sabor no es muy agradable.

Es importante tener en cuenta que tanto el bicarbonato como el limón son productos muy abrasivos con el esmalte dental, que si bien es cierto que puede eliminar manchas en los dientes no aclarará el tono del esmalte. El abuso de este método puede ocasionar desgaste del esmalte dental.

El bicarbonato de sodio también se puede combinar con sal, en una proporción 3 a 1. Esta mezcla puede utilizarse para cepillarse los dientes.

Combinando una parte de bicarbonato con dos partes de vinagre de manzana puede ser utilizado para blanquear los dientes. Ambos componentes deben mezclarse hasta obtener una pasta y cepillarse los dientes con movimientos suaves. Por ser el vinagre un ácido, no es recomendable recurrir a este método con frecuencia ya que puede producir desgaste en los dientes.

También puede combinar una parte de vinagre de manzana con dos partes de agua para hacer buches por dos minutos. Su uso diario hará que los dientes sean más blancos.

Una pasta de bicarbonato y fresa ayuda a eliminar las manchas de la dentadura, debido a una enzima conocida como málica.

Para realizar esta pasta casera no tienes más que triturar una o dos fresas con media cucharada de bicarbonato de sodio para luego aplicarla sobre los dientes, se deja actuar unos minutos y se cepillan normalmente pasados 15 minutos. No se debe abusar de este método remedio el cual se puede utilizar sólo una vez por semana, ya que de lo contrario dañaría el esmalte.

blanquear dientes con agua oxigenada

Uno de los remedios naturales más eficaces para blanquear los dientes es el aceite de oliva extra virgen. La manera correcta de aplicarlo es cepillarse los dientes con su pasta dental y posteriormente tomar un paño mojado en un poco de aceite de oliva para frotar los dientes.

Otra forma natural de blanquear los dientes es frotarlos con la corteza de nogal, este procedimiento eliminará las manchas que se pueda tener en ellos.

Se asegura que las fresas blanquean los dientes si se muele una fresa y se coloca en el cepillo de dientes, cepillándose normalmente. También puede aplicarse directamente la fresa sobre los dientes.

A la corteza de naranja también se le atribuyen propiedades blanqueadoras de dientes. Sólo se debe frotar la cascara de naranja, por su cara interna sobre los dientes. Aseguran que aplicar este método durante una semana, blanqueará los dientes.

Las cascaras de plátano contiene minerales que son absorbidos por los dientes que les otorga un efecto blanqueador. Es fácil de usar, se debe frotar la parte interna de la cáscara sobre los dientes por dos minutos dos veces al día.

También se recomienda mezclar un poco de jugo de limón con un cuarto de cucharadita de gel de aloe vera, procediendo a cepillar los dientes con esta mezcla.

Blanquear los dientes con agua oxigenada

El agua oxigenada, es otro excelente remedio para blanquear los dientes. Este método consiste en empapar un trozo de algodón en agua oxigenada, frotarlo por los dientes durante unos segundos y enjuagar con abundante agua. Este procedimiento debe repetirse una o dos veces por semana para que sea efectivo.

Además de los mencionados, el carbón activo otro de los remedios más eficaces para blanquear los dientes, eliminando de la dentadura las sustancias que dañan el esmalte, limpiándolos profundamente. Adicionalmente contribuye a eliminar las bacterias, dejando la boca más limpia y sana.

Su precio es bastante asequible y se consigue en polvo o en capsulas. Su aplicación es muy sencilla, basta con mojar el cepillo de dientes, aplicar un poco de carbón activo y cepillarse como si fuera una pasta de dientes normal. Posteriormente se debe enjuagar la boca con abundante agua. Es inocuo y puede repetirse varias veces por semana.

Blanquear los dientes con aceite de coco

Otro producto natural, el aceite de coco contiene ácido láurico que ayuda en la descomposición de las bacterias responsables de la coloración amarillenta de los dientes.

Además de blanquear los dientes, el aceite de coco los fortalece. Es un método seguro, que puede utilizarse diariamente y eliminará las manchas amarillas de los dientes. Para obtener los dientes blancos de forma natural con este aceite, se utiliza un paño limpio y mojado en aceite de coco para frotar los dientes.

Todos estos remedios caseros para blanquear los dientes son populares y eficaces, además son simples, económicos, muy eficaces y seguros.